Ni conejos ni manteles: ¡servilletas! – El gran invento de Leonardo

La  grasa y restos de alimentos o bebidas  no tienen por qué ir a parar a la suave piel de los conejos ni a los manteles gracias a Leonardo Da Vinci, que inventó la servilleta.

Pero tuvo que imponerla en la mesa de su protector, Ludovico Sforza, hace 522 años, en una época en la que al genio florentino se dedicó a la gastronomía.

A Leonardo le disgustaba que el “señor Ludovico”, gobernador de Milán y apodado “el moro”, limpiase su cuchillo en los faldones de los manteles y las manos en conejos adornados con cintas de colores, a los que ataba a la sillas para que también sirvieran a los invitados a su bien surtida mesa. Da Vinci les mostró sus dotes de artista…¡de la cocina!:  ideó la “brocheta de orejas de cerdo”, el “pastel de cabeza de cabra” o los “medallones de anguila”, entre otras recetas.

En unos cuadernos escritos entre 1481 y 1500 aparecen las recetas de cocina y reglas de Leonardo para el servicio de mesa. ¿Por qué no usar pequeños paños para que los comensales se limpien boca y manos?, se preguntó este genio del Renacimiento. Y así nacieron las primeras servilletas.

En Aula365 tenemos preparadas películas interactivas, resumenes y otros contenidos sobre el Renacimiento, además de historietas  sobre Da Vinci y otros genios e inventores.

¡La servilleta debutó con un fracaso!. Esto se sabe gracias a Pietro Alemanni, embajador de Florencia en Milán, quien en julio de 1491 informaba que “con gran inquietud del maestro Leonardo” nadie supo “cómo usar” el pedazo de paño que se les ofreció a los comensales.

Algunos se dispusieron a sentarse sobre él. Otros se sirvieron de él para sonarse las narices. Otros se lo arrojaban como un juego. Otros aun envolvían en él las viandas que ocultaban en sus bolsillos”, apuntó el diplomático acerca de las andanzas de Da Vinci, que había dejado de dedicarse a la pintura y otras artes para hallar “una solución a os problemas del mantel” de Ludovico, cuya “suciedad” causaba gran preocupación al genio florentino.

¿Qué problema de la vida cotidiana te gustaría solucionar? Haz clic aquí:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nikola Tesla, inventor del siglo XX

Si no fuera por Nikola Tesla, los artefactos eléctricos, la radio, el control remoto y los teléfonos móviles, entre otros adelantos tecnológicos, no hubieran sido posibles. Se lo considera el gran inventor del siglo XX, pero la mayoría de la gente no conoce a este genio, que fue incapaz de lograr beneficios de sus creaciones y murió en la pobreza.

A 69 años de su muerte, se lleva a cabo una colecta por internet para evitar que se construya un centro comercial en los terrenos donde aún se levanta la Torre Wardenclyffe, también llamada Torre Tesla, construida a principios del siglo pasado en  Shoreham (a 96 km de Nueva York). En ese edificio, que los organizadores de la colecta proponen convertir en un museo, funcionaron los laboratorios del inventor y un sistema de telecomunicaciones inhalámbricas entre 1901 y 1917.

El aporte mínimo para salvar el legado de Tesla es de tres dólares..¿sabías por qué?: es una suerte de homenaje al inventor, a quien obsesionaba el número tres. ¡Es increíble la pasión de sabios y genios por los números! Por eso en Aula365 hay muchas películas interactivas, historietas y apuntes sobre matemáticas e inventores.

Tesla, nacido en 1856 en Similjan (Croacia) y radicado de joven en Estados Unidos (EEUU), era capaz de memorizar libros completos y de hacer complejos cálculos matemáticos. Dominó la física y las matemáticas y es el fundador de la industria eléctrica por haber inventado las bobinas para generadores de corriente alterna, el motor de inducción eléctrica, las bujías y el alternador de los automóviles, además del control remoto.

En 1909, el italiano Guillermo Marconi recibió el premio Nobel por su aparato de radio, que sin embargo usaba hasta 17 patentes de Tesla para transmitir la primera señal de radio que cruzó el Océano Atlántico, en 1901.

En 1943,  la Corte Suprema de EEUU reconoció la prioridad de Tesla sobre la patente de la radio: pero el inventor había muerto poco antes. La sentencia del tribunal estaba más bien destinada a contrarrestar una demanda de Marconi contra el Gobierno estadounidense por haber usado el sistema transatlántico de radio durante la I Guerra Mundial.

Tesla utilizó sus conocimientos y patentes de radio para construir un barco teledirigido con la idea de incorporar su desarrollo a los torpedos y otros artefactos. Muchos se reían cuando sostenía que era posible construir “hombres mecánicos diseñados para ayudar a los hombres en las tareas más tediosas», es decir robots.

El genio de origen croata mantuvo polémicas y conflictos con otro gran inventor Tomás Alva Edison, por el rédito de determinadas patentes  tecnológicas desarrolladas en el taller del estadounidense. Fue famosa la polémica por las ventajas de transportar corriente eléctrica alterna, que con razón defendía Tesla, en vez de usar la corriente continua, como quería imponer Edison.

¿Cuál es tu inventor favorito y por qué? Haz clic AQUÍ

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡PIEDRA LIBRE A LOS NÚMEROS!

Los  números son mágicos, se esconden en todos lados y nadie los hubiera visto si no fuera por los sabios de la antigüedad, cuando las unidades de medidas se basaban en el tamaño de determinadas partes del cuerpo humano.

El más famoso y más mentado por es  Fi, que está oculto en todas partes y es llamado el “número de oro” o de “la proporción de oro”, que no es otra que la del cuerpo humano.  Fi, que tomó su nombre del escultor griego Fidias, es el número 1,617…hasta el infinito,  porque es irracional.

En Aula365  descubrí todo sobre matemáticas: hay pelis interactivas, resúmenes, y píldoras instructivas sobre sistema numérico, la suma, las decenas…

Si uno mira bien, Fi está en  la pirámide de Keops, en el Partenón, entre otros grandes monumentos antiguos. Pero también se lo encuentra en el crecimiento de las plantas, de los frutos de los pinos, en la distribución de las hojas en un tallo, en la formación de las caracolas…

En las cinco puntas de la llamada “estrella de Pitágoras” se deducen otros tantos elementos de medida:  ancho del dedo, ancho de palma, palmo, pie y codo que en conjunto tienen las propiedades geométricas de la sucesión de Fibonacci. Esta serie se forma con 1,2 y a continuación el resultado de la suma de los dos números anteriores. Así: 1,2,3,5,8,13,21,34,55…y así sucesivamente. Si dividimos el último número por el anterior nos da… ¡Fi! (55 dividido 34=1,61764). Y cada vez veremos más decimales del “número de oro” en la medida en que avanzamos en la serie de Fibonacci y hagamos la división del último por el anterior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una invitación a que te pierdas entre 250.000 libros

Los artistas brasileños  Marcos Saboya y Pupo Gualter decidieron combatir el aburrimiento y fomentar la lectura: construyeron un laberinto de 250.000 libros y de paso rindieron homenaje al escritor argentino Jorge Luis Borges, quien solía imaginar a las bibliotecas como un muy buen lugar para perderse.

“Perderse en un buen libro” es el lema de este gigantesco laberinto instalado en aMAZEme, dentro del Festival de Londres 2012 organizado en paralelo a los Juegos Olímpicos que se disputan en la capital británica.

Esta movida  apunta a fomentar la curiosidad, el conocimiento y la creatividad de la gente. Aula365 hace lo mismo, por eso te invita a su entretenido laberinto de contenidos sobre Borges, los Juegos Olímpicos y otras materias!

Los artistas consideran que su laberinto “es el sueño de Borges convertido en realidad”. En “La biblioteca de Babel”, el escritor habla de una colección de libros interminable, donde está todo el conocimiento humano, pero en un desorden tal que desafía a encontrarlo. ¡La biblioteca imaginada por Borges tiene mucho de parecido a internet!.

“Siempre me he imaginado que el paraíso será una especie de biblioteca“, solía decir el escritor.

 ¿Qué te gustaría encontrar en un laberinto? Haz clic aquí 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.