Un jardín para pintar

La grandiosidad de la Naturaleza siempre ha sido fuente de inspiración artística, pero el pintor francés Claude Monet (1840-1926) se dio cuenta que a él sólo le hacía falta cultivar un florido jardín ¡y así se convirtió en uno de los máximos exponentes del impresionismo!.

 Monet encontró su lugar en el mundo en 1883, a mitad de su carrera artística, cuando las penurias económicas lo llevaron a mudarse con su familia a Giverny, una localidad de apenas 276 habitantes a las afueras de París, donde a mediados de 1860 había logrado exponer con relativo éxito algunas de sus primeras obras.

En Giverny,  en la campiña francesa, el artista alquiló una casa de color rosa con ventanas azules e instaló el taller en un granero de la zona oeste del pueblo. A los 43 años, su jardín y una gran huerta fueron sus lugares favoritos para inspirarse y crear muchas de sus obras más reconocidas.

¡Fue así como un jardín entró en la historia de los grandes maestros de la pintura!

A veces resulta sorprendente cómo los artistas encuentran su fuente de inspiración e incluso influyen en otros campos de la Cultura. El escritor francés Marcel Proust fue uno de los grandes admiradores de Monet y del impresionismo en general.

En Aula365 hay un montón de contenidos de todo tipo sobre la historia de la pintura, grandes artistas y Literatura.

En 1890, gracias a las ventas de sus obras, Monet compró la casa que alquilaba e invirtió mucho dinero en ampliar su propiedad y en el cuidado de su jardín. A esas alturas, el jardín era tanto fuente de inspiración como de conflictos con los vecinos, que temían que las plantas exóticas que plantaba el artista pudieran envenenar al ganado.

La principal sospechosa era la RuelliaTuberosa, una planta de bellas flores color lila oriunda de México y Centroamérica.

 Monet desarrolló el concepto de “serie”, en el que un motivo es pintado con distintos grados de iluminación: así mostró su talento para captar la luz a diferentes horas del día en un punto determinado.

 Ya en 1870 Monet había participado en exposiciones de arte impresionista junto a otros grandes exponentes de esa corriente artística: Pierre-Auguste Renoir y Edgar Degas. Pero el jardín de Giverny fue sin dudas la fuente de inspiración que llevó a Monet a ocupar un lugar entre los grandes maestros de la pintura.

 ¿Qué opinás sobre la pintura? ¿cuál es el pintor que más te gusta?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Abismos y cascadas ¡en tu/la calle!

Hay que tener cuidado allí por donde haya pasado Edgar Müller: en plena calle aparecen abismos, cascadas y otras maravillas que resultan del trabajo de este artista alemán, un experto en engañar al ojo humano.

El arte de Müller, uno de los mejores artistas callejeros del mundo, nacido en la ciudad alemana de Mülheim en 1968, se llama  “anaformismo”,  que consiste en engañar a la vista jugando con la perspectiva y otros efectos ópticos. Pero la gente suele llamarlo “arte callejero 3D” o “trampantojos” , que les resulta más sencillo.

 Müller  ¡aprendió por su cuenta! y se convirtió en un gran maestro en este arte de crear pinturas que dan una perspectiva falsa de la superficie en la que están hechas. Lo hace con tiza o con pintura acrílica y sus obras demandan al menos cinco días de trabajo. Logra un impacto visual que sorprende y maravilla, como la obra de Miguel Angel,  a quien le llevó cuatro años pintar al fresco la bóveda de la Capilla Sixtina del Vaticano.

En Aula365 te preparamos muchos contenidos multimedia y fichas didácticas sobre pintores, historia y  de todas las variedades del arte, hasta el que se hace en la web.

La fuente de inspiración de Müller fueron grandes artistas clásicos. A  los 16 años, se presentó por primera vez en una competencia internacional y tres años después, a los 19, ganó su primer premio con una reproducción de una obra de Caravaggio: “Jesús de Emmaus”. A partir de entonces, comenzó a ganar fama y reconocimiento mundial.

¿Cuál es tu fuente de inspiración? Haz clic aquí 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ni conejos ni manteles: ¡servilletas! – El gran invento de Leonardo

La  grasa y restos de alimentos o bebidas  no tienen por qué ir a parar a la suave piel de los conejos ni a los manteles gracias a Leonardo Da Vinci, que inventó la servilleta.

Pero tuvo que imponerla en la mesa de su protector, Ludovico Sforza, hace 522 años, en una época en la que al genio florentino se dedicó a la gastronomía.

A Leonardo le disgustaba que el “señor Ludovico”, gobernador de Milán y apodado “el moro”, limpiase su cuchillo en los faldones de los manteles y las manos en conejos adornados con cintas de colores, a los que ataba a la sillas para que también sirvieran a los invitados a su bien surtida mesa. Da Vinci les mostró sus dotes de artista…¡de la cocina!:  ideó la “brocheta de orejas de cerdo”, el “pastel de cabeza de cabra” o los “medallones de anguila”, entre otras recetas.

En unos cuadernos escritos entre 1481 y 1500 aparecen las recetas de cocina y reglas de Leonardo para el servicio de mesa. ¿Por qué no usar pequeños paños para que los comensales se limpien boca y manos?, se preguntó este genio del Renacimiento. Y así nacieron las primeras servilletas.

En Aula365 tenemos preparadas películas interactivas, resumenes y otros contenidos sobre el Renacimiento, además de historietas  sobre Da Vinci y otros genios e inventores.

¡La servilleta debutó con un fracaso!. Esto se sabe gracias a Pietro Alemanni, embajador de Florencia en Milán, quien en julio de 1491 informaba que “con gran inquietud del maestro Leonardo” nadie supo “cómo usar” el pedazo de paño que se les ofreció a los comensales.

Algunos se dispusieron a sentarse sobre él. Otros se sirvieron de él para sonarse las narices. Otros se lo arrojaban como un juego. Otros aun envolvían en él las viandas que ocultaban en sus bolsillos”, apuntó el diplomático acerca de las andanzas de Da Vinci, que había dejado de dedicarse a la pintura y otras artes para hallar “una solución a os problemas del mantel” de Ludovico, cuya “suciedad” causaba gran preocupación al genio florentino.

¿Qué problema de la vida cotidiana te gustaría solucionar? Haz clic aquí:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nikola Tesla, inventor del siglo XX

Si no fuera por Nikola Tesla, los artefactos eléctricos, la radio, el control remoto y los teléfonos móviles, entre otros adelantos tecnológicos, no hubieran sido posibles. Se lo considera el gran inventor del siglo XX, pero la mayoría de la gente no conoce a este genio, que fue incapaz de lograr beneficios de sus creaciones y murió en la pobreza.

A 69 años de su muerte, se lleva a cabo una colecta por internet para evitar que se construya un centro comercial en los terrenos donde aún se levanta la Torre Wardenclyffe, también llamada Torre Tesla, construida a principios del siglo pasado en  Shoreham (a 96 km de Nueva York). En ese edificio, que los organizadores de la colecta proponen convertir en un museo, funcionaron los laboratorios del inventor y un sistema de telecomunicaciones inhalámbricas entre 1901 y 1917.

El aporte mínimo para salvar el legado de Tesla es de tres dólares..¿sabías por qué?: es una suerte de homenaje al inventor, a quien obsesionaba el número tres. ¡Es increíble la pasión de sabios y genios por los números! Por eso en Aula365 hay muchas películas interactivas, historietas y apuntes sobre matemáticas e inventores.

Tesla, nacido en 1856 en Similjan (Croacia) y radicado de joven en Estados Unidos (EEUU), era capaz de memorizar libros completos y de hacer complejos cálculos matemáticos. Dominó la física y las matemáticas y es el fundador de la industria eléctrica por haber inventado las bobinas para generadores de corriente alterna, el motor de inducción eléctrica, las bujías y el alternador de los automóviles, además del control remoto.

En 1909, el italiano Guillermo Marconi recibió el premio Nobel por su aparato de radio, que sin embargo usaba hasta 17 patentes de Tesla para transmitir la primera señal de radio que cruzó el Océano Atlántico, en 1901.

En 1943,  la Corte Suprema de EEUU reconoció la prioridad de Tesla sobre la patente de la radio: pero el inventor había muerto poco antes. La sentencia del tribunal estaba más bien destinada a contrarrestar una demanda de Marconi contra el Gobierno estadounidense por haber usado el sistema transatlántico de radio durante la I Guerra Mundial.

Tesla utilizó sus conocimientos y patentes de radio para construir un barco teledirigido con la idea de incorporar su desarrollo a los torpedos y otros artefactos. Muchos se reían cuando sostenía que era posible construir “hombres mecánicos diseñados para ayudar a los hombres en las tareas más tediosas», es decir robots.

El genio de origen croata mantuvo polémicas y conflictos con otro gran inventor Tomás Alva Edison, por el rédito de determinadas patentes  tecnológicas desarrolladas en el taller del estadounidense. Fue famosa la polémica por las ventajas de transportar corriente eléctrica alterna, que con razón defendía Tesla, en vez de usar la corriente continua, como quería imponer Edison.

¿Cuál es tu inventor favorito y por qué? Haz clic AQUÍ

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jugando a la rayuela…

De padres argentinos, nacido en Bélgica, escritor y erudito Julio ha sido un gran referente de la literatura a nivel mundial. Reconocido en el mundo entero y niño prodigio, hoy recordamos a Julio Cortázar quien fue un escritor argentino mundialmente reconocido cuya novela más importante, Rayuela, marcó un punto de inflexión y fue parte del fenómeno editorial llamado “boom latinoamericano”.

 Se lo considera uno de los escritores más innovadores y originales de su época. Nacido en 1914 y una creatividad sin igual para para escribir, las obras de este magnifico escritor podrían ser comparadas a las de Edgar Allan Poe o Jorge Luis Borges.

Escritor de grandes obras reconocidas en el mundo entero como por ejemplo: Final del Juego, Rayuela, Todos los Fuegos el fuego, Historias de Cronópios y de famas, entre muchos otros.

Un recorrido por su Rayuela:

Aula365 hoy te presenta una de las obras favorita de Cortázar, Rayuela: Es una de los libros más importantes del escritor argentino y, por su estilo particular, revolucionario y paródico se transformó también en un hito de la literatura hispanoamericana contemporánea. Aparecida en 1963, este novela invita al lector a descifrar el destino de los personajes que transitan entre las páginas rompiendo con el formato tradicional de las novelas clásicas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.